A PARTIR DE ENERO, URUGUAY PODRÁ ESPIAR CORREOS ELECTRÓNICOS Y MÓVILES DE SUS CIUDADANOS

ADSIB

Miércoles 12 de noviembre de 2014

Infobae

 

Las empresas de telecomunicaciones de Uruguay comenzaron a probar, por orden del Ministerio del Interior, el funcionamiento del software, El Guardián, con el que el Gobierno podrá intervenir llamadas telefónicas, correos electrónicos y redes sociales, segun reseñaron los medios locales: Claro, Movistar y ANTEL denerán comparar equipos complementarios para que el sistema pueda ponerse en marcha en enero.

 

La operación de la compra de la tecnología de última generación, hecha a una empresa brasileña y que costó dos millones de dólares, debía "matenerse en secreto", de acuerdo con la resolución presidencial que habilitó la adquisición en marzo de este año, aunque la información fue filtrada la prensa. El decreto fue firmado por el Ministerio de Economía y establecía que para la utilización de medios tecnológicos con el fin de esclarecer delitos era necesario contar con las mejores herramientas.

 

La resolución decía también que era "conveniente otorgar a los operadores que presten o estén en condiciones de prestar servicios de telecomunicaciones aquellos beneficios tributarios que coadyuven a la adquisición de los bienes de alta tecnología que permitan la realización de las actividades de vigilancia electrónica".

 

Con El Guardían, el Gobierno podrá acceder a vigilancia en tiempo real del tráfico que generen hasta 800 celulares y 200 teléfonos fijos. el sistema habilita, además, a crear cuentas espejo de hats 100 suscripciones de e-mails y el monitoreo de hasta tres redes sociales. No obstante, para poder hacerlo, deberá solicitar una orden judicial y presentarlas ante las prestadoras del servicio. La plataforma, que será proporcionada por la empresa Digitro Tecnología, ya es utilizada por la Policía Federal del Brasil.

 

Sobre el funcionameinto del software, al empresa proveedora señala en su web que el sistema "realiza monitoreo de voz y datos" y ofrece "recursos avanzados" de analisis de "audio e identificación de locutores". "Es una solución hecha especialmente para las operaciones de investigación legal", asegura.

 

La nueva tecnología "permitirá desarrollar con eficacia" la investigación de "delítos complejos", lograr una "mejor gestión" de la seguridad pública e "incidir" en las políticas de prevención y represión de la delincuencia, según la resolución presidencial, que no fue publicada en la web oficial.