BRASIL COMBATE HEGEMONIA DE EEUU EN INTERNET

ADSIB

Martes 24 de septiembre de 2013

(Fuente: El Nuevo Herald).- Brasil planea combatir la hegemonía de Estados Unidos en la internet después salir a la luz el espionaje en línea realizado por Washington, en una decisión que muchos expertos ven como un posible primer paso potencialmente peligroso hacia la desarticulación de una red global creada con interferencia mínima de los gobiernos.

La presidenta Dilma Rousseff ordenó una serie de medidas que apuntan a una mayor independencia y seguridad brasileña en internet tras las revelaciones de que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) interceptó sus comunicaciones, penetró la red de la empresa petrolera Petrobras de propiedad Estatal y espió a brasileños que confiaron su información personal a compañías de tecnología estadounidenses como Facebook y Google.

La mandataria brasileña está tan enojada por el espionaje que considera cancelar un viaje a Washington el próximo mes, cuando está programada una cena de Estado en su honor.

Expertos de seguridad y política en internet dijeron que la reacción del gobierno a información filtrada por el ex contratista de la NSA Edward Snowden es comprensible, pero advierten que podría llevar al internet a una especie de balcanización.

"La reacción global es apenas el comienzo y se tornará mucho más severa en los próximos meses", dijo Sascha Meinrath, director del Open Technology Institute en el centro de estudios New America Foundation con sede en Washington. "Esta noción de soberanía de la privacidad nacional va a ser un tema cada vez más importante en todo el mundo".

Si bien Brasil no propone prohibir que sus ciudadanos usen los servicios de internet con base en Estados Unidos, desea que su información sea almacenada localmente mientras el país asume mayor control sobre el uso del internet que realizan los brasileños a fin de protegerlos del husmeo de la NSA.

El peligro de autorizar ese tipo de aislamiento geográfico, dijo Meinrath, es que podría dar cuenta de populares aplicaciones y servicios inoperables de software y poner en riesgo la estructura abierta e interconectada de internet.

Los esfuerzos de la mayor economía de Latinoamérica por blindarse del espionaje digital de Estados Unidos no sólo podrían resultar costosos y difíciles, sino que podrían alentar a gobiernos represivos a buscar más control técnico sobre el internet para acallar la libre expresión en casa, dijeron expertos.