El uso de la firma digital genera expectativa en la población potosina

Jueves 24 de noviembre de 2016

“En Potosí nos tenemos que dar cuenta de que podemos crecer y hacer diversos negocios que se hacen electrónicamente, eso trae prosperidad. Algo que me interesó fue la firma digital, ya no es necesario mediante papeles”. Wendy Bejarano
“Para hacer nuestros negocios veo que es mucho más fácil poder firmar (digitalmente) sin tener que viajar a otro lugar”. Marlene Quispe
Los días 20 y 21 de noviembre la ADSIB llevó a cabo tareas de información pública en la ciudad de Potosí. La feria Comunicando el Cambio, organizada por el Ministerio de Comunicación, fue un espacio propicio para tomar contacto directo con la población e informar acerca de los usos y ventajas de la firma digital.
La firma digital en Bolivia está reconocida por la Ley 164 y tiene el mismo valor legal que una firma manuscrita en papel. Está dirigida a tres tipos de públicos: personas naturales, personas jurídicas y cargo público, y el trámite detallado para obtener uno está en el sitio web firmadigital.bo.
El lunes 21 se brindó una exposición informativa en el auditorio de la Universidad Domingo Savio, donde cerca de 100 personas, entre docentes, estudiantes y público en general, participaron en la charla. Jhonny Moreira, director de la carrera de ingeniería de Sistemas manifestaba: “Es algo novedoso, hemos visto la seguridad que nos da la firma digital; nos gustaría ampliar detalles acerca del uso”.
Para usar la firma digital se necesitan cuatro elementos:
Un certificado, es un documento informático que certifica que la persona es quien dice ser y contiene la “llave” que se usará para la firma. En Bolivia, la Entidad Certificadora Pública es la ADSIB (Art. 83 de la Ley 164; Art. 37 del DS 1793).
Un token, dispositivo similar a un flash memory, donde se guarda el certificado de forma segura. Para usar el certificado es necesario usar una contraseña en el token.
Un programa que hará la firma, que lee el certificado del token y permite hacer la firma en el documento.
Un documento que firmar.
Tras su implementación, a fines de marzo de 2016, hasta la fecha la ADSIB ha emitido 780 certificados para firma digital. La mayor parte corresponde a un trabajo coordinado con la Aduana, que usa este recurso para facilitar los trámites a los exportadores del país. Asimismo, las universidades privadas Los Andes y San Francisco de Asís han recibido la certificación para simplificar el trámite de titulación para sus estudiantes.