¿Qué es y para qué sirve el servicio de certificación de la firma digital?

Lunes 22 de febrero de 2016

El servicio de certificación de la firma digital en Bolivia fue presentado oficialmente este viernes 19 de febrero en el hall del edificio de la Vicepresidencia del Estado Plurinacional, ante un importante marco humano. Dado que se trata de un nuevo servicio en el país, con miras a alcanzar la soberanía tecnológica, es oportuno dar a conocer en qué consiste y cuál es su utilidad.

Con el desarrollo de las comunicaciones a través de la red Internet, hoy es muy común el envío de mensajes por esa vía, pero se corre el riesgo de que esa información sea válida o no porque el contenido puede ser alterado por terceros. Esa facilitad para alterarlos hace que estos documentos carezcan de valor legal o jurídico.

Esta situación ha motivado la creación de la firma digital en Bolivia, consistente en una secuencia única de letras y números que vinculan al firmante con un documento digital. Para este fin, se manejan dos “llaves” digitales, privada: solo conocida por el signatario; pública: para que el receptor pueda verificar la autenticidad del signatario y la integridad del documento.

Para firmar un documento digital el usuario dispondrá de un dispositivo de hardware denominado token, que contiene su llave privada, que al insertarse en el equipo con la contraseña firma automáticamente el documento seleccionado.

La firma digital es un avance tecnológico creado en cumplimiento de la Ley 164 de Telecomunicaciones y de su reglamento aprobado por Decreto Supremo 1793, para el desarrollo del gobierno electrónico, está orientado a acortar tiempos y desburocratizar trámites, por lo que es un aporte a la mejora de la gestión pública o privada.

Asimismo, la norma establece que la Agencia para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en Bolivia (ADSIB) es la Entidad Certificadora Pública (ECP) que otorgará la certificación de la firma digital. El certificado digital asocia una “llave” pública con los datos de una persona o institución. Un documento firmado digitalmente tiene la misma validez jurídica que otro documento firmado a mano.

Respecto a su utilidad, esta herramienta sirve para realizar trámites con entidades públicas, pago de impuestos, notificaciones judiciales, transacciones bancarias, contratos a distancia, documentos de comercio exterior. Su uso requiere un conocimiento técnico básico y cierta inversión económica, por tanto, es útil para personas que firman manualmente gran cantidad de papeles.

En el acto desarrollado el pasado viernes estuvieron presentes representantes de las primeras instituciones que empezarán a usar este servicio en el país. La Aduana Nacional, a través de su presidenta Marlene Ardaya, anunció que cinco mil operadores de comercio exterior empezarán a usar este servicio.

De igual forma, el Ministerio de Educación lideró la implementación de la firma digital para acortar el tiempo de titulación de los profesionales del sistema universitario, al cual las universidades privadas se adhirieron con interés. La Universidad San Francisco de Asís y la Universidad de Los Andes agilizarán el trámite de titulación para sus futuros profesionales: de 30 días se reducirá a solo cuatro.

-------------------------

* Para mayor información acerca de los procedimientos y requisitos, la ADSIB ha producido una cartilla informativa disponible para consulta y descarga:

Cartilla
Contiene información acerca de los procedimientos y requisitos del servicio de certificación de la firma digital en Bolivia.